Categories Menu

Triste historia de amor de hermanos, basada en hechos reales

La siguiente historia te llegará al corazón, hemos traído para ustedes, en anteriores ocasiones, narraciones de amor, cuentos de ciencia, historias de desamor y reflexiones; pero el día de hoy toca el turno de dar un espacio para la historia de Pedro, con quien seguramente te identificarás plenamente.

Pedro era un joven adolescente que tenía una manía por el Internet. Estaba todos los días, casi 24 horas en la red, Twitter, Facebook, Skype, Instagram tratando de ser popular y ganar el reconocimiento virtual. Se convirtió en una adicción, por supuesto. Pasaba largo tiempo frente al monitor y empezó a dejar de lado a sus amigos reales para quedarse navegar , para hablar con gente que ni siquiera conocía.

Su vida giraba en torno a Internet y rápidamente su pequeño hermano: Hugo siguió los mismos pasos. Él, también unido al hermano mayor hizo todo lo posible para llamar la atención dentro del mundo virtual. Al igual que Pedro trivializaban cualquier relación.

Para él sólo el mundo dentro de Internet tenía valor. Pasaba todo el día tanto en el teléfono como en el ordenador. Sin embargo el pequeño Hugo, a veces daba señales de querer regresar al mundo real, hacía hasta lo imposible para llamar la atención de su hermano quien pensaba que era muy simple y tonto.

Hasta que un día, Pedro vio que su vida se desmoronaba. Su hermano había estado enfermo en un hospital, con varios problemas de salud. ¡El día a día sin el pequeño Hugo, era insoportable! El amor fraternal que había entre ellos estaba a punto de colapsar. Vio que lo que él construyó prácticamente no era su vida… no era real. Estaba dejando a un lado los valores importantes, como el amor y la ayuda hacia su familia, la amistad y el compañerismo de hermano pequeño, al pensar en ello, pronto llegaron a la culpa, el arrepentimiento, y el sentimiento de inferioridad.

¡Esta es una historia real! La familia y los médicos descubrieron que Hugo sufría de leucemia. ¿Hoy en día? Pedro luchar para deshacerse de todas estas cosas triviales y luchar contra el tiempo perdido. Intenta por todos los medios el poder recuperar el amor y el tiempo con su hermano, que lo necesita más que nunca.

A diferencia de cualquier otro niño sano que salta y corre, Hugo está condenado a vivir en una cama de hospital, donde postrado siempre, excepto en Navidad, cuando su familia busca una manera de viajar. Pero es una familia llena de dificultades, que busca dar el máximo apoyo al pequeño… Peter casi tuvo que perder a su hermano para ver lo que es realmente importante en la vida: el amor y las relaciones con otras personas.

Moraleja de la historia: ¿Y tú? ¿Vives la vida que te ofrece el mundo afuera del ordenado? ¿Estas todo el día colgado en el teléfono y la PC? Pierdes el tiempo publicando y actualizando tus redes sociales, en lugar de tener una agradable conversación con tus padres? Y ¿cuántas de estas personas, las que tienes en tu Facebook y otras redes sociales reconocen tu verdadero valor? ¿Cuántos de ellos estarán presentes en momento de mayor dificultad?

La verdad es que la mayoría, la inmensa mayoría sólo están disponibles para ti, mientras que estás “en línea” … Y será entonces que el arrepentimiento podría llamar a tu puerta, entonces entenderás cuáles son sus verdaderos amigos, y también podrás descubrir el poder y el apoyo que tiene tu familia. Valoremos y priorizamos nuestra familia, porque sólo ella, estará a tu lado cuando se necesitas.

Compartilo en tus redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
TarjetaZ Google Play