Categories Menu

Reglas que debes aplicar para tener una familia con comunicación y actitud ¡positiva!

Nuestras palabras tienen el poder de construir a nuestros seres queridos y guiar nuestras comunicaciones en la dirección correcta, o pueden tener el efecto opuesto. Pero nuestras palabras solo representan el 7% del mensaje general que se transmite, lo que significa que el 38% de lo que comunicamos se realiza a través de nuestro tono, y el 55% se hace a través de nuestro lenguaje corporal.

Teniendo esto en cuenta, aquí hay diez reglas positivas de comunicación familiar que puedes seguir en tu hogar para generar relaciones amorosas y positivas:

Piensa antes de hablar. Toma tu tiempo para pensar en lo que quieres decir antes de decirlo. Asegúrate de que tus palabras, el tono y el lenguaje corporal reflejen lo que quieres decir.

Di la verdad. Puede parecer que es correcto ocultar la verdad para evitar lastimar a tus seres queridos, pero al ser deshonesto, se rompe la confianza. Sin embargo, la verdad siempre debe ser dicha suavemente y con amor. Ser brutalmente honesto hiere los sentimientos, pero la gentil verdad construye intimidad. Apóyate de Frases positivas de la vida que te ayuden a expresar lo que quieres decir de una manera sabia y decidida.

Respeta los puntos de vista de los demás. ¿Es más importante ser “correcto” o proteger tu relación? Recuerda que hay muchos “derechos”, dependiendo de con quién esté hablando, así que evita quedar atrapado en el bien y el mal, y en cambio aprende a respetar las diferencias del otro.

Pregunta directamente por lo que quieres, deseas o necesitas. ¿Cuántas veces has dicho “mi mamá debería saber lo que necesito?” Las personas no son lectoras de la mente, y muchos de nosotros tenemos recuerdos a corto plazo.

Escucharte a ti mismo. La única manera de que sepamos cómo nuestras palabras y nuestro tono son realmente los mejores para los demás, es prestando atención a nosotros mismos. Escucha lo lento o rápido que hablas, lo suave o ruidoso que eres, lo cariñoso o enojado que puedes sonar. Esto es lo que escuchan los miembros de tu familia.

Deja que otros hablen. Ya sabes lo frustrante que puede ser cuando intentas hablar y alguien te interrumpe en el medio de tu oración. Permitir que otros hablen hasta que terminen sin interrumpir es una gran regla que todos deben seguir.

Sé abierto acerca de tus sentimientos. Dar permiso absoluto a todos los miembros de la familia para verbalizar (no actuar) lo que sienten, ven, quieren, piensan y sienten. Ten cuidado de no sofocar los sentimientos y las percepciones con las que no estás de acuerdo. Reconoce y valida todos los sentimientos para que haya libertad para expresarlos.

Portrait of Happy Family In Park

Se un buen oyente. Cuando alguien está hablando, debes brindar su atención. Evita pensar en lo que vas a decir a continuación. Concéntrate en lo que se dice y de esa manera vas a poder empatizar.

Crea círculos de confianza: para ello, entrega a tus familiares Frases positivas para reflexionar para que con ello puedan externar sus sentimientos de una mejor manera; cuando existe una introspección, es mucho más sencillo explicar lo que queremos de una manera más positiva.

Compartilo en tus redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
TarjetaZ Google Play