Categories Menu

Los mejores trucos para perder peso sin dañar tu salud

¿Necesitas bajar de peso rápido? Muchas dietas prometen resultados inmediatos, pero la salud, el hambre y el aburrimiento a menudo se ven comprometidos.

Pero, aunque no lo creas es posible perder peso rápidamente de maneras seguras. Hay muchas cosas que podemos hacer para acelerar las cosas sin comprometer nuestra salud o pasar hambre y luchar contra los antojos, la fatiga y el aburrimiento de la dieta.

No importa lo que diga la investigación, centrémonos en el hecho de que cuando se trata de la pérdida de grasa, muchos de nosotros perdemos el foco con bastante rapidez si no vemos resultados en las primeras etapas.

¡Así que concentrémonos en hacer las cosas bien!

La variedad y el balance son esenciales

El equilibrio y la variedad son cruciales en nuestra dieta si queremos proporcionar al cuerpo los “6 grandes” esenciales: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua.

La mayoría de las personas que hacen dieta están familiarizadas con las dietas rápidas y de moda que alteran el equilibrio de los tres macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas). Realizar una dieta 2000 calorias, puede ayudarte a tener una pérdida de peso bastante impresionantes en un tiempo rápido sin necesidad de comprometer tu salud.

Jamás dejes de lado el equilibrio y no te quedes con los mismos bocadillos y comidas día tras día.

No te alejes de la grasa

La grasa es necesaria para mantener sano el cerebro, el corazón, los nervios, los huesos y el sistema inmunológico. La grasa realmente es nuestro amigo. Necesitamos grasa para el cerebro, el corazón, los nervios, los huesos y la salud inmunológica y para la pérdida de grasa, y eso incluye grasas saturadas e insaturadas.

Durante demasiado tiempo nos han lavado el cerebro para creer que la grasa nos enferma y que el “miedo gordo” corre el riesgo de convertirse en una epidemia mundial.

Pero, por fin, los “expertos” que jugaron un papel importante en la promoción de nuestro “miedo a la grasa” se han retirado y  ¡las grasas han vuelto!

El cuerpo utiliza mucho mejor la grasa como combustible para generar energía dentro de cada célula corporal que los granos y almidones, que se recomiendan regularmente como la piedra angular de una dieta saludable.

Pero cuando se consumen regularmente durante el día, son responsables en muchos casos de los desequilibrios del azúcar en la sangre, que pueden favorecer la resistencia a la insulina y la leptina a lo largo del tiempo.

Las grasas son abundantes, satisfactorias y sabrosas, y siempre que evitemos las grasas “trans”.

Come muchas verduras

Las verduras son nuestra principal fuente de carbohidratos y fibra, no engordan y deben aparecer en todas las comidas y meriendas.

Estos se agregan a muchas comidas procesadas y rápidas, y a la mayoría de los alimentos chatarra, y después de una “reordenación” importante en el laboratorio tienen poco o nada que ver con las grasas naturales de donde provenían.

Agregar los vegetales a tu dieta de manera divertida y no tendrás que pasar por ningún tipo de hambre, bajarás de peso de manera sana y además muy rápido y acompaña siempre con algo de fruta y por supuesto  proteína.

Compartilo en tus redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
TarjetaZ Google Play